Flor Izava Fonseca: Liderazgo Femenino en el Deporte

/Flor Izava Fonseca: Liderazgo Femenino en el Deporte

Flor Izava Fonseca: Liderazgo Femenino en el Deporte

Por Mg. Clemencia Anaya Maya – Vicepresidenta Academia Olímpica Colombiana

El tiempo pasa tan rápido y no nos damos cuenta muchas veces de lo importante que es ir un poco más despacio para sentir plenamente la vida. Hace un par de días me quedé estupefacta al conocer la noticia del fallecimiento de Flor Isava Fonseca…

En 1994 le conocí por aquello de la labor que hacíamos en busca de la igualdad de oportunidades para las mujeres en el Deporte. Nuestro acercamiento se dio precisamente cuando trabajábamos por la creación de la Asociación Colombiana de Mujer y Deporte con el apoyo de  Coldeportes y el Comité Olímpico Colombiano. Fue ella quien nos animó para buscar llevar a cabo la Primera Conferencia Internacional con Conferenciantes relacionadas con la Equidad de Género en el Deporte.    

Su gran reconocimiento en el Movimiento Olímpico y su cercanía con nuestro hermano país Venezuela, hicieron que nuestras vidas y metas se cruzaran por objetivos comunes. Su inspiración me animó personalmente a seguir avanzando en estos temas con seguridad y confianza.

Ella había nacido en Caracas en 1921, y su espíritu jovial, alegre, cálido, amoroso, lo hacía evidente en todas sus acciones con fortaleza y templanza. Sus estudios en Europa en artes e idiomas, la llevaron a ejercer el periodismo y su experiencia deportiva en Hockey, ecuestres y natación, disciplinas que practicó durante su estancia, la enamoraron para siempre del deporte, dedicando a este la mayor parte de su vida.

Como atleta al regresar de Europa en 1939, se dedicó en Caracas a practicar todas las disciplinas aprendidas y a motivar a otras a mujeres a su práctica. Fue campeona nacional en equitación y tenis, y ganó una medalla de plata en este último, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, en 1946.  Integró el equipo olímpico venezolano de ecuestres para los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956. A los 48 años de edad, también comenzó a jugar golf, alcanzando el más alto nivel en competencias nacionales.

Como dirigente deportiva, Flor Isava, creó la Federación Ecuestres de Venezuela en 1947, y ejerció la presidencia de este organismo desde 1962 hasta 1965. Posteriormente ingresó al Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Venezolano  (1964 – 1968), luego pasaría a ser la Comisionada del Deporte Venezolano de 1977 a 1981. Hasta allí su liderazgo le daría una gran visibilidad internacional que llevó a Don Juan Antonio Samaranch que había sido elegido presidente del COI en 1980 a proponer a la Sesión del COI su nombramiento por cooptación. Así las cosas, el Movimiento Olímpico la recibiría junto con Pirjo Haggman el 21 de septiembre de 1981, convirtiéndose en una de las dos primeras mujeres que ingresaron a esta organización. Años después fue nombrada asesora de deportes del Presidente de la República, cargo que ejerció de 1989 a 1995.

Su labor en el COI durante 20 años fue siempre abogando por la promoción de la igualdad de género en el deporte, se convirtió en la primera mujer en integrar el Comité Ejecutivo del máximo organismo del deporte mundial, desde 1990 a 1994.

En un artículo en la página Web de la ONU, hablando sobre la perspectiva de lo que fue su etapa como dirigente olímpica, ella se define así: “Como miembro del Comité Olímpico Internacional pasé nueve años estudiando, viendo, observando a los otros miembros del Comité Olímpico. Entonces se me ocurrió que, si ya que se había abierto una puerta para las mujeres como miembros del Comité Olímpico, ¿por qué no abrir otra puerta para el Comité Ejecutivo? En 1990 me eligieron para el Comité Ejecutivo. Me tomé mi trabajo muy en serio para alcanzar la meta de que hubiera suficiente representación de mujeres. Aprendimos que del triunfo y de la derrota se gana experiencia y perspectiva. Avanzar no fue fácil, el rol de las mujeres fue primordial, pero no estuvimos solas. Algunos hombres también apoyaron la causa y juntos cambiamos la jugada”.

Flor Isava siempre estuvo dispuesta a colaborar y ayudar a todos los que nos acercamos a ella en distintos niveles y por motivos diferentes en pro del deporte. En 1990 estableció una fundación que lleva su nombre, para dar educación y deporte a prisioneros y comunidades desfavorecidas en Caracas.

Por su trabajo en el deporte y la sociedad, recibió numerosos premios, incluida la Orden del Libertador en Venezuela (1990), la Orden del Mérito Civil en España (1992), el título de Caballero de la Legión de Honor en Francia (2001) y la Orden Olímpica (2002).

En 2016, en reconocimiento a sus logros en el avance de la igualdad de género en el deporte, fue elegida como una de las caras del programa One Win Leads to Another, creado por el COI y ONU Mujeres para desarrollar las habilidades de liderazgo de las adolescentes a través de deporte.

En el COI su liderazgo positivo, alegre y dinámico, además de su gran compromiso con el deporte, le hicieron parte de la Comisión de Mujer y Deporte de 1995 a 2001, de la Comisión Academia Olímpica Internacional y Educación Olímpica (1981-1991), de la Comisión Movimiento Olímpico (1991-1994) y de la Comisión Congreso Olímpico Centenario – (1994-1996).

Uno de sus tantos amigos fue el expresidente del Comité Olímpico Colombiano Andrés Botero Phillipsbourne. Ellos compartieron varios años como miembros del Comité Olímpico Internacional y el día de su fallecimiento, con el dolor en el corazón este dirigente Colombiano expresó: “Estoy muy triste, Flor Isava fue muy especial conmigo en mis inicios como Presidente del COC. Me llevaba de la mano y me presentaba a cada uno de los miembros del Comité Ejecutivo del COI. Ella me ayudó mucho…”

Una mujer de admirar, que llevó consigo los valores olímpicos, pero sobre todo vivió la filosofía del olimpismo, esa que nos exhorta a buscar la excelencia en todos los actos de nuestra vida, a ofrecer la amistad sin distingos de raza, religión, o género, a mirar con respeto a nuestros adversarios sin considerarlos nuestros enemigos. Se nos fue la Dama del olimpismo mundial, la llevaremos en el corazón.

Por |2020-09-26T09:27:13+00:0021 noviembre 2020|Cultura y Deporte|0 Comentarios

Deje un comentario